A todos nos gusta el verano por la llegada del buen tiempo, la playa, las vacaciones, pero conciliar el sueño con el calor estival puede convertirse en una pesadilla. En este artículo encontrarás algunos consejos para mejorar tu descanso y esquivar las altas temperaturas durante la noche. 

Más de la mitad de la población adulta padece trastornos del sueño

Más del 50% de la población adulta tienen problemas para descansar bien o conciliar el sueño, una situación común que se agrava con las altas temperaturas.

Según un estudio realizado por el Centro de Investigación del Sueño (CIS) de Flex, el 46% de los españoles no tiene unos buenos hábitos antes de acostarse: usar dispositivos móviles, fumar, trasnochar, tomar bebidas alcohólicas o con cafeína y la contaminación lumínica interfieren en la calidad del sueño. Si bien los expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas, la media del sueño es de 7,1 horas. Además, el insomnio conlleva problemas asociados como fatiga, dificultad para concentrarse y cambios de humor.

10 trucos para dormir mejor cuando hace mucho calor

1. Según la Asociación Española del Sueño, la temperatura ideal del dormitorio debe estar entre los 18 y 22 grados. Para conseguirlo, mantén la habitación con las persianas bajadas durante el día y abre las ventanas cuando haga menos calor.

2. Procura cenar ligero y no acostarte inmediatamente para evitar una digestión pesada.

3. Es importante beber mucho líquido durante el día e irte a dormir hidratado. Puedes dejar un vaso de agua fría en la mesilla de noche para refrescarte durante la noche.

4. Una ducha nocturna te puede ayudar a relajarte antes de acostarte. Es preferible con agua tibia ya que la sensación de frescor que provoca el agua fría es solo instantánea y al salir de la ducha el choque térmico con el calor ambiental provoca un aumento de la temperatura corporal, que es precisamente lo queremos evitar.

5. Enciende tu ventilador durante la noche para reducir la sensación de calor. Un truco para enfriar el ambiente es mojar unos trapos con agua fría y ponerlos encima del aparato, siempre con precaución para que la humedad no interfiera con la electricidad.

6. Practicar deporte puede ayudarte a dormir más y mejor gracias a la liberación de endorfinas. Anímate a salir a correr por la mañana o por la tarde ya que si lo haces poco antes de acostarte te costará conciliar el sueño.

7. Si antes de ir a dormir sientes molestias en las articulaciones por el calor y el cansancio acumulado de todo el día, puedes aplicarte agua fría para mejorar la circulación sanguínea y realizarte un masaje con Bonflex Ice Gel con efecto frío para calmar la zona afectada y reducir las molestias durante la noche.

8. Mantener una rutina es imprescindible para regular el reloj biológico y evitar el insomnio. Si decides descansar durante el día, limita la siesta a un máximo de media hora.

9. Procura utilizar ropa cómoda para dormir, preferiblemente de un tejido transpirable como el algodón.

10. Si a pesar de seguir todos estos consejos, sientes que no descansas adecuadamente, puedes optar por un suplemento natural a base de melatonina como Dormimoon Melatonina de Máyla Pharma que te ayude a reducir el tiempo empleado para conciliar el sueño y mejorar tu descanso.

Recent Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close