Es muy probable que en alguna ocasión hayas sufrido una lesión muscular en las costillas, ya sea por una contusión, un golpe, o por no haber calentado antes de salir a entrenar.

Un desgarro muscular en la zona costal es muy doloroso, hasta tal punto que puede obligar a la persona a limitar su actividad diaria, ya que se produce una rotura de las fibras musculares que debe curarse con el paso de los días.

Muchas veces no somos conscientes de que estamos sufriendo un desgarro muscular en las costillas, por lo que a lo largo de este post te vamos a explicar cómo curar un desgarro muscular en las costillas, qué ejercicios poner en práctica, y los síntomas de un desgarro muscular en las costillas.

 

Causas de un desgarro muscular en las costillas

Entre las costillas encontramos los músculos intercostales que se contraen y relajan con cada movimiento durante la respiración.

Por lo tanto, cuando se produce el desgarro, es debido a que estos músculos realizan una actividad de gran intensidad o inapropiada.

Aprovechamos para explicarte las causas más comunes de un desgarro en las costillas:

  • Realizar un sobreesfuerzo: cuando nos exigimos más de nuestras capacidades exponemos a nuestro cuerpo a situaciones a las que no está preparado. Esto suele suceder en personas que comienzan a practicar algún deporte o actividad física, o en deportistas que exponen su cuerpo a situaciones extremas.
  • Falta de calentamiento: antes de realizar cualquier actividad siempre se recomienda un calentamiento previo de todos los grupos musculares. Esta acción puede evitar muchas lesiones.
  • Estrés: el estrés, aunque no lo parezca, forma parte de las causas de un desgarro muscular en las costillas. La tensión muscular continua y prolongada que nos genera el estrés puede conducirnos a una contractura y finalmente desembocar en un desgarro.
  • Sedentarismo: las personas con una vida sedentaria son más propensas a sufrir desgarros, ya que el sedentarismo provoca un debilitamiento de los músculos.
  • Golpe directo en las costillas.
  • Estornudos fuertes y continuos durante los procesos catarrales.
  • Posturas forzadas: el mantenimiento prolongado de posturas incorrectas y forzadas del cuerpo puede derivar en contracturas costales y finalmente a desgarros musculares.

 

Síntomas de un desgarro muscular en las costillas

Los síntomas de un desgarro muscular en las costillas son los siguientes:

  • Dificultad a la hora de respirar
  • Rigidez en todo el costado, muchas veces acompañado de inflamación y hematomas
  • Dolor agudo y pinchazos en la zona afectada
  • Dificultad para levantarse de la cama, agacharse o extender el brazo para coger un objeto

Si te identificas con algunos de estos síntomas es importante que acudas a un especialista para que pueda ayudarte en tu recuperación.

 

Ejercicios para curar un desgarro muscular en las costillas

Los estiramientos son uno de los ejercicios más idóneos para una distensión muscular de costillas.  Hacer estiramientos de los músculos intercostales puede ayudar mucho a su curación.

Un desgarro intercostal: ¿cuánto dura? Todo depende del grado del mismo y de si se trata o no correctamente. Puede variar entre 6 días y más de 3 meses. Por eso, realizar ciertos ejercicios es clave para que la recuperación de la lesión sea mucho más progresiva, rápida y efectiva.

Un ejercicio muy útil es la relajación de los músculos de la respiración. Para ello, túmbate en la cama con las piernas flexionadas y coloca los dedos de ambas manos en forma de cuchara. Mientras tanto ejerce una pequeña presión debajo del esternón y realiza respiraciones profundas.

Finalmente, recorrer con tus dedos el costado afectado ejerciendo una pequeña presión entre las costillas, es un masaje que también es muy efectivo para curar un desgarro muscular de costado.

ejercicios desgarro costillas

Otros consejos para curar un desgarro intercostal

Además de masajes y ejercicios, existen productos que pueden ayudar a aliviar las molestias ocasionadas por un desgarro muscular costal. Desde Máyla Pharma queremos recomendarte nuestro Bonflex® Ice Gel. Se trata de un gel de masaje con efecto frío que favorece la recuperación de la musculatura tras la actividad física y que gracias a su efecto frío proporciona una sensación de bienestar y frescor intenso.

Por tanto, es útil tanto para deportistas profesionales y amateurs, como para cualquier persona que en su vida diaria sufra molestias musculares derivadas, por ejemplo, de torceduras, contusiones o desgarros.

Es fácil de aplicar, y puede ayudarte mucho a la hora de curar un desgarro intercostal. Su fórmula combina extractos botánicos con ingredientes naturales que consiguen refrescar y revitalizar la zona afectada. ¡Pruébalo!

 

 

 

Revisado por: Ana M.ª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

Recent Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close