El final del verano, el regreso a la vida laboral o la adaptación al nuevo curso son situaciones que suelen provocar el famoso “síndrome post vacacional”. En este artículo encontrarás una serie de hábitos saludables para que tu vuelta a la rutina sea más llevadera.

Cómo combatir la depresión post vacacional

El Síndrome o depresión post vacacional no es una patología como tal sino un trastorno adaptativo relacionado con los factores de estrés. Aunque los síntomas pueden variar según la persona, este trastorno suele manifestarse con tristeza, apatía, insomnio, fatiga, dolor de cabeza o incluso molestias en las articulaciones.

5 hábitos saludables para superar el Síndrome post vacacional

  1. Adopta de forma paulatina un horario similar al de la rutina laboral o escolar una semana antes de empezar el nuevo curso.
  2. Pon en marcha otras rutinas como una alimentación saludable y ejercicio físico. Estas dos prácticas harán que te sientas mejor y te permitirán conciliar el sueño con más facilidad.
  3. Puedes dedicarle tiempo a alguna técnica de relajación para suavizar las molestias físicas que el estrés causa a nuestro cuerpo, como el dolor muscular o articular y/o el dolor de cabeza.
  4. No olvides seguir disfrutando de la compañía de tus amigos y familiares ya que pasar tiempo con ellos influye en tu estado de ánimo.
  5. Empieza de manera gradual la intensidad del trabajo y procura organizarte para evitar el estrés y que el cambio de las vacaciones a la rutina laboral sea menos brusco.

Cómo cuidar las articulaciones después del verano

Como ya hemos mencionado, sentir molestias en las articulaciones después de las vacaciones es un síntoma común provocado por este trastorno. El senderismo, los paseos por la playa o los deportes al aire libre son prácticas muy saludables y habituales en verano, pero si no hemos tenido precaución suficiente pueden pasarnos factura.

Además, ciertos trabajos inciden en las estructuras músculo -esqueléticas sobre todo aquellos en los que se hace un sobresfuerzo para mover maquinaria u objetos de un almacén, o bien los que requieren estar sentado frente al ordenador durante varias horas seguidas.

Si te encuentras en alguno de estos casos, puedes ponerle remedio incorporando a tu dieta un suplemento a base de colágeno, para que te ayude a reducir el desgaste articular. Si tienes las molestias más localizadas, puedes realizarte un masaje en la zona afectada después de la jornada de trabajo.

Recent Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close