La lesión muscular es la patología más común en el deporte ya que el sobreesfuerzo físico de algún músculo, en ocasiones poco preparado, desencadena inflamaciones, contracturas o incluso roturas de fibras. Si eres deportista, deberías conocer las diferentes complicaciones musculares y sus tratamientos. Sigue leyendo, te lo ponemos fácil con este artículo:

Tipos de lesiones musculares más comunes

Agujetas

  • Qué es: se trata de unas micro lesiones musculares que dan paso a una reacción inflamatoria.
  • Causas: las agujetas se producen por la adaptación de nuestros músculos al realizar un ejercicio distinto al habitual o bien por no haber preparado la musculatura previamente.
  • Síntomas: se caracteriza por dolor muscular y dificultad para realizar movimientos completos de alguna articulación. Las molestias suelen aparecer entre 24 y 48 horas después del ejercicio físico y pueden durar hasta 5 días.
  • Tratamiento: cuando sea posible, es recomendable realizar el mismo ejercicio que las produjo y, a su vez, practicar una carrera suave para activar el riego sanguíneo. Si las molestias perduran, puedes aplicarte una crema con acción analgésica.

lesiones-comunes-bonflex

Calambres

  • Qué es: los calambres musculares son contracciones o espasmos súbitos que se producen de forma involuntaria en uno o más músculos. Normalmente aparecen por la noche, horas después de haber realizado ejercicio.
  • Causas: pueden deberse a un sobreesfuerzo intenso y prolongado, cambios bruscos de temperatura, deshidratación o falta de minerales. En ocasiones pueden ocasionarse por una lesión de la médula espinal o un nervio pinzado.
  • Síntomas: se trata de un dolor intenso y localizado, el músculo se pone duro durante segundos o incluso horas.
  • Tratamiento: relajar el músculo a través de masajes deportivos.

Contusión

  • Qué es: una contusión muscular es una dolencia de un músculo que ha recibido un fuerte golpe. Los músculos con más riesgo de sufrir esta lesión dependerán del deporte que se practique.
  • Causas: se produce cuando el músculo recibe un impacto, ya sea por un choque con un compañero o contra alguna superficie.
  • Síntomas: dolor intenso y posible hinchazón de la zona. Además, puede aparecer equimosis o impotencia funcional.
  • Tratamiento: la mayor parte de contusiones musculares son muy difíciles de prevenir, sin embargo, si practicas un deporte de equipo en el que estés sometido a gran riesgo de impacto, es recomendable utilizar protectores.

protectores-lesiones-deporte

Contractura

  • Qué es: la contractura muscular es, tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo que aparece al realizar un esfuerzo. Se diferencia del calambre en la duración, ya que ésta es ocasional mientras que la contractura es más duradera.
  • Causas: la contractura suele aparecer cuando sometemos un músculo a una intensidad inapropiada y éste se sobrecarga. También, suelen aparecer contracturas por la adopción de posturas incorrectas durante un tiempo, aunque este tipo es más habitual en personas sedentarias.
  • Síntomas: se manifiesta como un abultamiento de la zona, implicando dolor y alteración del normal funcionamiento del músculo. Pueden aparecer en el momento en el que estamos realizando el ejercicio o después.
  • Tratamiento: reposo de 3 a 7 días y tomar un producto antiinflamatorio y analgésico pensado específicamente para la recuperación de la musculatura tras una lesión como Bonflex Recovery Collagen. También, es recomendable aplicar masajes en la zona de la contractura, y si las molestias persisten, acudir a un fisioterapeuta.

contractura-muscular

Rotura de fibras

  • Qué es: es un desgarro muscular que consiste en la rotura de las fibras que configuran el músculo. Su gravedad dependerá del músculo afectado, la longitud, el número de fibras que se hayan roto y si la rotura es parcial o total.
  • Causas: la rotura fibrilar se suele producir por una elongación excesiva del músculo, por una contracción muy brusca o por un sobreesfuerzo. También, por la existencia de una lesión previa.
  • Síntomas: además de un dolor repentino e intenso en la zona afectada, se puede palpar un “escalón” en el lugar donde se ha producido la rotura. Además, puede aparecer un hematoma por la rotura de vasos sanguíneos.
  • Tratamiento: este tipo de lesiones pueden ser leves, moderadas o graves, lo que determinará también el tiempo necesario para la recuperación: 8-10 días, 2-3 semanas o más de tres semanas, respectivamente. Además, será necesario aplicar frío local y realizar sesiones de rehabilitación.

Cómo prevenir lesiones musculares

Para evitar la aparición de lesiones musculares deportivas, es importante que adaptes el entrenamiento a tus capacidades físicas. Además, recuerda:

  • Prestarle importancia a la fase de calentamiento para preparar tu musculatura con estiramientos en las zonas que vas a trabajar.
  • Realizar masajes con un gel deportivo como Bonflex Gel para activar la circulación sanguínea en el pre-entreno.
  • Facilitar la recuperación de la musculatura aplicando frío en las zonas congestionadas.
  • Seguir una dieta equilibrada para evitar carencias de minerales y/o vitaminas y mantenerse siempre hidratado durante los entrenos.

estiramientos-deportivos

Ahora que ya no tienes dudas para identificar las diferentes lesiones musculares y cómo prevenirlas, actúa en consecuencia ;).

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close