A la hora de hablar de artritis y artrosis es muy habitual oír que ambas son la misma enfermedad, pero lo cierto es que tienen algunas diferencias.

Para que sepas identificar cuál es cuál te vamos a explicar en este post qué es la artrosis y qué es la artritis. Los tipos que tiene cada una y sus síntomas. Así no volverás a dudar entre ellas.

De entrada, debes saber que ambas son enfermedades reumáticas que provocan dolor y afectan a una o varias articulaciones. Suelen ser más frecuentes en mujeres que en hombres. Esto es lo único que tienen en común, ya que tanto su origen como su tratamiento son muy diferentes.

Pero vayamos paso a paso…

¿Qué es la artritis?

La artritis significa inflamación de articulaciones. Es la hinchazón y la sensibilidad de las articulaciones, que suele ir acompañado de enrojecimiento de la piel. Es una enfermedad que causa dolor y rigidez.

Esta patología puede ser crónica o no, y suele ser consecuencia de otras enfermedades, como enfermedades autoinmunes, infecciones ocasionadas por gérmenes que llegan a la articulación, traumatismos producidos por un golpe fuerte, etc.

Por eso, engloba en sí misma muchas alteraciones paralelas, como, por ejemplo, la artritis reumatoide, la psoriásica, la infecciosa o la gota.

¿Qué es la artrosis?

Por otro lado, se define la artrosis como un proceso degenerativo crónico que afecta al cartílago, es decir, a la almohadilla que está entre los huesos de la articulación y que sirve para que no se rocen.

La artrosis es, por tanto, una enfermedad reumática crónico que lesiona el cartílago articular y suele estar asociada al envejecimiento, aunque también puede aparecer por factores como, la obesidad o el sobreesfuerzo de la articulación.

Así que se podría decir que la artritis es la inflamación de las articulaciones y la artrosis el desgaste. A continuación, aprovechamos para explicarte tanto los síntomas de la artritis como de la artrosis.  

Síntomas de la artritis

A pesar de que ambas pueden afectar a cualquier articulación del cuerpo, la localización de la artritis dependerá del tipo.  Si hablamos de artritis reumatoide ataca más a las muñecas y dedos de las manos y el dolor tiende a empeorar con el reposo. En caso de gota, generalmente los síntomas aparecen en pies, tobillos y rodillas.

Otro síntoma de la artritis es que las articulaciones están calientes, rojas, e hinchadas, y con el tiempo también pueden deformarse. Además, muchos tipos de artritis vienen acompañadas de pérdida de peso, cansancio, estados febriles, entre otros.

Síntomas de la artrosis

 

Los síntomas de la artrosis se pueden localizar sobre todo en manos, caderas, rodillas, columnas y pies. El dolor se produce más al mover la articulación y suele mejorar al dejarla en reposo.

Además, en la artrosis las articulaciones “crujen” al moverlas, y en fases avanzadas se deforman y pierden movilidad. En el caso de la artrosis solo afecta a las articulaciones.

Tipos de artritis

Existen más de 100 tipos diferentes de artritis y trastornos relacionados con ella. Por eso, solo vamos a nombrarte los tipos más comunes:

  • Artritis reumatoide
  • Artritis psoriásica
  • Artritis juvenil
  • La gota (cristales que se acumulan en la membrana sinovial)
  • Osteoartritis
  • Artritis infecciosa

Tipos de artrosis

En este caso los tipos de artrosis van en función de la zona afectada. Podemos hablar de diversos tipos como los siguientes:

    • Artrosis de cadera
    • Artrosis cervical
    • Artrosis lumbar
    • Artrosis de rodilla
    • Artrosis en la mano
    • Artrosis generalizada

Artritis y Artrosis: cómo identificar cada una

En resumidas cuentas, sabiendo qué es cada enfermedad y qué síntomas produce, vamos a destacar las diferencias entre ambas y cómo identificar cada una de ellas.

Como ya hemos comentado, ambas están relacionadas con las articulaciones, pero la artritis se produce por una inflamación de la membrana sinovial que recubre las articulaciones y puede surgir por una infección, un traumatismo o una enfermedad autoinmune.

Mientras que la artrosis se relaciona con el desgaste de las articulaciones que en muchas ocasiones puede ser debido al envejecimiento.

Las consecuencias de ambas patologías son muy parecidas: reducción de movimiento, rigidez, sobre todo por las mañanas y dolor. No obstante, son dos enfermedades diferentes.

Estas dolencias suelen ser especialmente acusadas en adultos debido al desgaste de las articulaciones con la edad. Es por ello que en Bonflex contamos con una gama de productos especialmente pensada para los más seniors: Bonflex Artisenior. Esta solución específica incrementará, en corto plazo, tu bienestar articular.

Revisado por: Ana Mª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close