Con la edad van apareciendo ciertas enfermedades que no podemos prevenir, ya que son típicos de una edad avanzada. A veces salen, y a veces no. Es el caso de las manos con artrosis.

La artrosis es una enfermedad degenerativa articular muy frecuente. Se caracteriza por la destrucción del cartílago hialino que recubre las superficies óseas.

No obstante, en este post nos vamos a centrar en la artrosis de manos, qué es y cómo tratarla.

¿Qué es la artrosis de manos?

Como ya hemos comentado, la artrosis es una enfermedad degenerativa que se produce a causa de un desgaste del cartílago de las articulaciones.

Normalmente, el cartílago amortigua los huecos de las articulaciones, pero con el tiempo se desgasta y se produce dolor de manos y dedos, inflamación y rigidez en las articulaciones, síntomas propios de la artrosis.

¿Cómo detectar que tengo manos con artrosis?

artrosis articulaciones manos

La artrosis de manos en un proceso natural que, como ya hemos mencionado, aparece con el paso del tiempo y la edad. Los síntomas que se suelen experimentar cuando comienza a dar señales de vida son:

  • Dolor de manos y dedos al despertar.
  • Dolor localizado alrededor de la articulación o parte de la mano.
  • Inflamación de articulaciones en dedos y manos.
  • Rigidez articular en dedos y mano.
  • Dolor articular en manos.
  • Debilidad a la hora de pellizcar o agarrar algún objeto.
  • Aparición de nódulos en los nudillos de los dedos.

Si tienes alguno de estos síntomas es importante que acudas a un especialista para que pueda verte y hacerte las pruebas correspondientes para darte un diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Tratamiento de manos con artrosis

La artrosis es una enfermedad progresiva, por lo tanto, no tiene cura e irá empeorando con el tiempo. No obstante, hay tratamientos y diferentes métodos con los que se puede controlar sus síntomas y mejorar el dolor y la calidad de vida del paciente.

  • Tomar medicamentos como analgésicos y antiinflamatorios para aliviar los síntomas del dolor de manos y la inflamación.
  • Realizar ejercicios con las manos y los dedos. Para ello, se pueden realizar movimientos específicos de flexión y extensión, así como compaginar estiramientos para fortalecer la musculatura y mejorar la movilidad de extremidades.
  • Aplica calor y frío.
  • No forzar la articulación afectada. Se pueden usar férulas de reposo por las noches, o en momentos de reposo durante el día.
  • Evita hacer fuerza con las manos, por lo que intenta no levantar mucho peso.
  • Por último, en casos extremos se puede recurrir a una cirugía mínimamente invasiva que te ayudará a estabilizar la articulación y mejorar la función, la estética y hasta la desaparición del dolor.

Si necesitas más información sobre nuestro producto Bonflex® Artisenior sólo tienes que contactarnos. Estaremos encantados de atenderte y de aconsejarte lo más adecuado para tus necesidades.

 

Revisado por: Ana M.ª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close