¿Te vas de vacaciones? Padecer artrosis no debe impedirte disfrutar del buen tiempo con los tuyos: lo importante es conocer tus limitaciones y planificar un viaje acorde a tus capacidades físicas. Con actitud positiva y los consejos que encontrarás en este artículo, disfrutar del verano te resultará más fácil.

Cómo afectan los cambios estacionales en personas con artrosis

¿Sabías que en verano suelen mejorar los síntomas de la artrosis? El calor dilata los vasos sanguíneos reduciendo la inflamación y el dolor en las articulaciones. Aunque parezca una ventaja, el cambio de estación puede tener consecuencias negativas sobre el desarrollo de la enfermedad ya que al sentir menos molestias durante la época estival, los pacientes con artrosis prestan menos atención a sus articulaciones y reducen la adherencia al tratamiento.

Así lo expone la doctora Carmen Valdés, presidenta de la delegación madrileña de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria: “El calor en la artrosis, en determinadas circunstancias, puede ser beneficioso; se puede decir que el verano es beneficioso para las complicaciones articulares. Con el frío, en invierno, las personas con artrosis están infinitamente peor”.

“La falta de adherencia terapéutica es uno de los mayores fracasos en las enfermedades crónicas; compramos medicamentos, no los usamos, no los tomamos, como consecuencia de ello gastamos y no nos curamos”, advierte Valdés.

Si sufres con frecuencia dolor articular o padeces alguna enfermedad reumática como la artrosis, sigue estos consejos:

10 recomendaciones para cuidar tu artrosis en verano

  1. Evita el sedentarismo: aprovecha el buen tiempo para pasear, por ejemplo, por la orilla de la playa, pero siempre con un ritmo adecuado y sin excesos.
  2. Camina por superficie plana y con un calzado que te resulte cómodo, y si es posible, que tenga un poco de tacón.
  3. Si vas de vacaciones a la playa, aprovecha para nadar. ¡Favorecerá tu agilidad articular!
  4. Si te sumerges en el mar, ten precaución con los desniveles del fondo. Al salir del agua, procura secarte bien ya que la humedad puede incidir en las molestias articulares.
  5. Si estás siguiendo un tratamiento pautado por el médico, no lo abandones. Si has dejado de sentir molestias en las articulaciones, puedes disminuir el número de analgésicos.
  6. Si vas a viajar, procura no excederte con el equipaje ya que podrías sobrecargar las articulaciones.
  7. No olvides mantenerte siempre hidratado/a y no comer en abundancia. Si logras perder peso, te notarás más ágil y flexible.
  8. Descansa un mínimo de 7 horas para mejorar el bienestar físico y mental.
  9. Puedes contribuir a proteger tus articulaciones y favorecer su recuperación con geles de masaje como la gama de uso tópico de Bonflex.
  10. Consulta con tu médico o farmacéutico si sufres molestias. No es aconsejable esperar a que el dolor aumente.

No olvides planificar tu viaje ¡y disfruta de unas merecidas vacaciones! 😉

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close