Empezar a correr conlleva una preparación, un calentamiento. En este post te mostramos todo lo que debes tener en cuenta para no lesionarte.

Después de estar casi dos meses confinados en nuestras casas ¡por fin podemos volver a salir a correr!

Empezar a correr fue una de las primeras cosas que nos permitieron hacer durante la desescalada. Muchos salieron el primer día, otros hoy en día aún no se han atrevido a dar el paso.

Pero cierto es que, después de tanto tiempo encerrados, para muchos estas primeras salidas para empezar a correr fueron un gran alivio. Sin tener en cuenta que nuestro cuerpo durante los tiempos de confinamiento estaba en stand by.

Esto significa que hemos perdido capacidades físicas que no se recuperan en un día. Muchos lo han notado cuando han salido a correr a su ritmo habitual, sin calentamiento previo y han vuelto a casa lesionado y/o con dolores.

Por eso es importante tener que realizar una vuelta a los entrenamientos suave y progresiva para así evitar posibles lesiones.

Tanto si vas a retomar la actividad física después de este tiempo, como si te has decidido a practicar el running por primera vez, a continuación, te vamos a dar unos consejos de cómo empezar a correr de nuevo y recuperar tu rutina deportiva cuanto antes.

Pero antes de comenzar debes saber la importancia de preparar tu cuerpo, por ello en Bonflex® queremos ayudarte con productos que refuercen y protejan tus músculos evitando posibles lesiones. Además, con Recovery Collagen podrás recuperar tu movilidad y flexibilidad, tanto si realizas alguna actividad deportiva habitualmente como si lo necesitas para tu rutina diaria.

¿Cómo volver o comenzar con mi rutina deportiva?

Chica practicando running

Tienes que hacerte a la idea que empezar a correr de nuevo requiere un tiempo, y requiere empezar de cero. Por eso es recomendable que te traces un plan para empezar a correr.

Te vamos a dar las claves que tienes que seguir si te interesa hacer un retorno a los entrenamientos de manera segura.

Mentalízate

Durante estas semanas has retrocedido en tu actividad física, asúmelo y sé consciente de que al principio te va a costar un poco más. Pero irás mejorando hasta volver a alcanzar tus objetivos y metas personales.

Tienes que estar fuerte psicológicamente para no desistir en el camino.

 

Hazte un plan de entrenamiento.

Sin un buen plan de entrenamiento es imposible que alcances tus metas. Trazar un plan para empezar a correr es fundamental si quieres salir a correr sin descontrol. Apunta en tu agenda qué días vas a salir a correr, el tiempo que le dedicarás o los kilómetros que harás y así llevarás un control sobre tu evolución.

 

Ponte metas u objetivos realistas

No te exijas más de la cuenta. A veces queremos llegar a nuestros objetivos demasiado deprisa, o como se suele decir “lo queremos todo para antes de ayer”. Escucha tu cuerpo y no te desanimes si algún día flaquean tus fuerzas.

Ve poco a poco ya que lo difícil no es volver, si no mantenerse. No es necesario someterse a un sobreesfuerzo para superarse.

 

Calentamiento

Una vez te hayas mentalizado, lo primero y primordial es no saltarse los calentamientos. Antes de empezar a correr debes hacer unos minutos de movilización de las articulaciones y de estiramientos dinámicos para avisar a nuestro cuerpo de que vamos a pasar a la acción. Además, puedes aprovechar los beneficios del Bonflex® Ice Gel para estimular tus músculos y facilitar la recuperación de los mismos después de correr.

 

Retoma combinando caminata y carrera

Piensa que llevamos más de un mes sin correr, por eso hay que volver a la rutina de manera progresiva. Organiza tu entrenamiento por intervalos de tiempo. Por ejemplo: 5 rondas de 3 minutos de caminata + 1 minuto de carrera.

O por intervalos de distancia como, por ejemplo: 3 rondas de 1 kilómetro de caminata + 500 metros de carrera. Jugando siempre con la intensidad de la caminata.

 

Empieza con menos tiempo e intensidad

El primer día no salgas a correr 10 kilómetros, ya que no es la mejor opción. Comienza saliendo media hora y ve aumentando ese tiempo en las siguientes semanas.

 

Respeta tus días de descanso

Querer salir todos los días a correr para recuperar el tiempo perdido es un error. Tanto el descanso como la recuperación son igual de importantes que el entrenamiento.

Por eso, deja mínimo un día de descanso entre entrenamientos de carrera. Así evitarás lesiones.

Llevamos mucho tiempo sin ejercitar nuestro cuerpo. Estos consejos te irán bien para evitar lesiones y/o dolores. Empieza a correr desde cero y sobre todo escucha a tu cuerpo que él es quién marcará los tiempos.

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close