¿Sabías que la artrosis es la enfermedad crónica más común entre las personas de edad avanzada? Aunque el envejecimiento influye directamente en la aparición de esta patología, no es el único grupo de riesgo que puede padecer deterioro de las articulaciones.

Casi el 30% de la población mayor de 60 años sufre artrosis sintomática

Actualmente en España existen más de siete millones de personas afectadas por la artrosis u osteoartritis, siendo esta la enfermedad reumática más frecuente entre la población, especialmente entre las personas de edad más avanzada.

Según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, la prevalencia de artrosis sintomática es de entre 50-80% en la población mayor, que se ha visto aumentada en los últimos años a consecuencia del progresivo envejecimiento de la población. Además, el Dr. Alfonso González, geriatra y coordinador de la Sociedad, añade: “su incidencia aumenta con la edad, siendo más frecuente en las mujeres”.

El envejecimiento es la causa principal de la artrosis

Diversos estudios afirman la relación de la artrosis con el envejecimiento: el desgaste de la articulación producido por el paso de los años, junto con la menor capacidad de recuperación de los tejidos, son factores relevantes.

A medida que las personas envejecen, aparecen algunas alteraciones:

  • El cartílago que recubre las articulaciones tiende a volverse más delgado
  • Los ligamentos pierden elasticidad provocando más rigidez en las articulaciones
  • La articulación es más susceptible a los traumatismos
  • Existen más limitaciones en los movimientos
  • Dolores persistentes provocados por la inflamación

Grupos de riesgo de la artrosis

Si elaboramos el perfil de una persona con artrosis en España podemos argumentar que tiene aproximadamente 68 años de media, del sexo femenino, (dos de cada tres pacientes con artrosis son mujeres) y probablemente sufra de sobrepeso u obesidad. Es una conclusión de la Fundación Internacional de la Artrosis (OAFI).

Si bien hemos expuesto que la artrosis afecta sobre todo a la población con edades avanzadas, también se da en otros grupos de riesgo:

  • Mujeres: a partir de los 50 años las mujeres sufren un descenso del nivel de estrógenos, que, en ocasiones, conlleva problemas articulares. De hecho, el 80% de las mujeres con menopausia sufre algún dolor articular, y de éstas, la mitad lo reconoce como intenso o insoportable. Así se refleja en un estudio realizado por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM).
  • Deportistas: aunque realizar ejercicio es bueno para la salud articular, cuando la disciplina deportiva es muy intensa puede causar un desgaste prematuro de las articulaciones.
  • Jóvenes: teniendo en cuenta que la obesidad es una de las principales causas de la artrosis, es importante concienciar a niños y jóvenes sobre la necesidad de adquirir hábitos de vida saludables para evitar la futura aparición de problemas articulares.

Tratamiento de la artrosis

Pese a que no existe ninguna terapia que cure definitivamente la artrosis, sí existen fármacos que alivian el dolor y la inflamación. Por ejemplo, Bonflex® Artisenior con Fortarthron® está diseñado para mejorar la funcionalidad de las articulaciones desgastadas por la edad.

Asimismo, existen algunas medidas preventivas para retrasar su aparición y/o ralentizar su avance como mantener una dieta sana y evitar el sedentarismo.

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close