La Boswellia Serrata es un componente natural que suele utilizarse para tratar enfermedades crónicas como la artritis reumatoide. En este artículo te explicamos de dónde procede y cuáles son sus propiedades para la salud articular.

Cuál es el origen de la Boswellia Serrata

La Boswellia, también conocida como incienso indio, es una resina que se extrae del árbol Boswellia Serrata, originario de la India y Oriente Medio.  Aunque suscita el interés científico desde hace algunos años, el uso terapéutico de esta resina natural remonta a varios miles de años en la medicina tradicional india.

Diversas investigaciones han permitido confirmar sus beneficios para combatir los dolores articulares, por ejemplo, en dos ensayos clínicos de Natural Standard, el uso diario de un extracto de Boswellia mejoró significativamente las puntaciones de dolor y funcionalidad en pacientes con osteoartritis después de 90 días de tratamiento.

7 beneficios de la Boswellia Serrata para las articulaciones

1. Disminuye la hinchazón de las articulaciones por su efecto antiinflamatorio

2. Ralentiza el desgaste articular gracias a sus propiedades antioxidantes

3. Mejora la movilidad en pacientes con artritis u osteoartritis

4. Reduce el dolor articular gracias a sus propiedades analgésicas

5. Mejora la circulación sanguínea

6. Aumenta la fuerza muscular

7. Ayuda a acelerar la cicatrización de heridas

Aplicación y tratamiento de la Boswellia Serrata

Uso tópico: las aplicaciones tópicas de la Boswellia Serrata aceleran la curación de una herida y la protege de posibles infecciones. Además, su uso mediante un masaje con un gel específico como Bonflex Ice Gel, mejora la circulación sanguínea a nivel local y ayuda a acelerar el tiempo de recuperación de lesiones musculares o articulares.

Vía oral: normalmente se administra en forma de cápsula o comprimido de forma regular. Por ejemplo, Bonflex Colágeno está diseñado para cuidar las articulaciones a medio y largo plazo gracias a cada uno de sus componentes, entre ellos, la Boswellia Serrata. Es recomendable tomar dos comprimidos al día durante al menos 8 semanas y alargar el tratamiento entre 3 y 6 meses si fuera necesario.

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close