La glucosamina se encuentra de manera natural en nuestro cuerpo para proteger las articulaciones frente a impactos; pero, cuando éstas empiezan a deteriorarse, es recomendable recurrir a un suplemento nutricional que mejore su funcionamiento y ayude a combatir la artrosis.

Cuál es el origen de la glucosamina

La glucosamina es una sustancia natural que se encuentra alrededor de las articulaciones y representa un papel importante en la formación y reparación del cartílago. Este tejido resistente es el encargado de cubrir las articulaciones, evitar que rocen entre sí y amortiguar los impactos. La edad u otros factores como el sobrepeso o el exceso de ejercicio provocan un  desgaste del cartílago y reducen la producción natural de este compuesto.

No obstante, para mejorar el movimiento de las articulaciones y retrasar el proceso degenerativo, existen suplementos nutricionales con glucosamina o sulfato de glucosamina, normalmente procedente de crustáceos, elaborados en laboratorios farmacéuticos. La Federación Española de Medicina del Deporte (FEDEME) señala que tanto este suplemento como la condroitina son tratamientos seguros y eficaces para reducir las molestias articulares e incluso útiles como medida preventiva.

7 propiedades del sulfato de glucosamina para las articulaciones

  1. Mantiene la elasticidad de las articulaciones
  2. Estimula la formación y reparación del cartílago articular
  3. Reduce la rigidez articular gracias a su efecto lubricante
  4. Tiene propiedades analgésicas que ayudan a calmar las molestias en las articulaciones
  5. Actúa como un antiinflamatorio natural
  6. Facilita la recuperación del tejido conectivo después de una lesión
  7. Puede ser consumida a largo plazo sin presentar efectos adversos

Sulfato de glucosamina para deportistas

Aunque realizar ejercicio con regularidad tiene múltiples beneficios para la salud, practicarlo en exceso puede ser perjudicial: deportes como el running suponen un alto impacto para las articulaciones y si no se realizan adecuadamente pueden provocar lesiones como tendinitis o fascitis plantar, entre las más comunes.

bonflex-articulaciones-glucosamina

Para cuidar de la salud articular y prevenir complicaciones, es recomendable mantener buenos hábitos como una alimentación equilibrada y respetar los periodos de descanso. En estos casos, el sulfato de glucosamina puede ser un gran aliado para la salud articular: su presentación en geles específicos como Bonflex Ice Gel efecto frío o Bonflex Gel con efecto calor mejoran la circulación sanguínea a nivel local, reducen las molestias articulares y ayudan a acelerar el tiempo de recuperación de lesiones. También puede tomarse en forma de cápsula o comprimido de forma regular; por ejemplo, mediante Bonflex Colágeno, con Colágeno no desnaturalizado tipo II, diseñado para cuidar las articulaciones a medio y largo plazo gracias a cada uno de sus componentes, entre ellos, el Ácido Hialurónico, la Boswellia Serrata, y 1.500 mg de sulfato de Glucosamina.

Glucosamina para el tratamiento de la artrosis

La artrosis es una enfermedad reumática que se produce por el desgaste del cartílago articular. El contacto entre los huesos provoca inflamación, dolor y pérdida progresiva de la movilidad. Pese a que las causas de la artrosis son desconocidas, la edad avanzada es uno de los factores que afectan directamente en el deterioro de las articulaciones.

Para las primeras molestias, recomendamos seguir un tratamiento que ayude a mejorar la funcionalidad articular y la elasticidad como Bonflex Artisenior: esta gama, pensada específicamente para personas sénior que necesitan mejorar su nivel de actividad, contiene una fórmula exclusiva desarrollada por Máyla Pharma que recibe el nombre de Fortarthron®. Sus componentes están destinados a potenciar el efecto de las SYSADOAS (medicamentos de lenta acción para la artrosis) o lo que es lo mismo, glucosamina y condroitina. También, acelera la percepción a corto plazo de sus beneficios, gracias a las elevadas concentraciones de curcuminoides y del alcaloide piperina, incluidas en Fortarthron®.

artrosis-glucosamina

 

Recommended Posts

Al continuar utilizando esta web, acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close